UCLA Campus    |   UCLA Health    |   School of Medicine Translate:
UCLA Health It Begins With U

Consejos de Salud para los Padres

Print
Email

Consejos de Salud para los Padres

 
Año 2012

¿Está durmiendo mi hijo lo suficiente?

01/31/2012

Descargar el artículo

Dormir bien es crítico para el cuerpo y mente en crecimiento de un niño. Un niño que está descansado recuerda más y se le facilita concentrarse en la escuela. Los niños que duermen suficiente también tienen menos problemas del comportamiento.

¿Cuánto tiempo es suficiente para dormir? Las recomendaciones varían según la edad: la mayoría de los niños pequeños requieren de 12 a 14 horas mientras que los de edad preescolar y escolar necesitan de 10 a 12 horas. (En el caso de los niños pequeños y los de edad preescolar y hasta los 5 años de edad, esas horas incluyen una siesta.)

Aunque estas pautas pueden ser útiles, los números sólo son promedios y no se aplican necesariamente a todos los niños. La mejor manera para que los padres averigüen si sus hijos están durmiendo suficiente es observando cómo se comportan, indica Tumaini Rucker Coker, M.D., MBA, una de las pediatras del Mattel Children's Hospital UCLA. "Cada niño va a ser diferente y tendrá diferentes necesidades para dormir," señala la Dra. Coker. "Los números son menos importantes que las observaciones de uno de los padres."

Es probable que los niños que tienen problemas para despertarse en la mañana, que están malhumorados o irritables durante el día, o que se quedan dormidos instantáneamente durante trayectos breves en automóviles no están durmiendo suficiente en la noche, agrega la Dra. Coker.

Los padres que trabajan a veces permiten a sus hijos quedarse despiertos tarde para poder pasar tiempo con ellos al final del día. Si el niño se despierta sin dificultad en la mañana y parece estar bien, entonces no hay problema; sin embargo, los padres deben tratar de mantener horarios constantes para irse a dormir ya que los niños con horarios para dormir cambiantes pueden sufrir problemas quedándose dormidos o durmiéndose.

Otro riesgo que los padres deben evitar es permitir a los niños brincarse la siesta o dejarlos quedarse despiertos tarde con la esperanza que se quedarán dormidos más fácilmente a la hora de dormir. Lamentablemente, por lo general el plan sale contraproducente.

Es posible que los niños que duermen lo suficiente pero parecen crónicamente cansados o se quedan dormidos en momentos inesperados sufran de un trastorno del sueño, como la apnea del sueño. "Ése es un problema sobre el que debe hablar con su doctor", comenta la Dra. Coker.

Fijar rutinas para la hora de dormir

"Los niños se agotan cuando no duermen lo suficiente y eso puede hacer que les sea más difícil dormirse cuando llega la hora de ir a la cama", dice la Dra. Coker. "Apegarse a una hora para dormir y una rutina para irse a la cama razonables pueden ayudar de hecho a los niños a dormir mejor por la noche."

Consejos para ayudar a que los niños estén bien descansados.

  • Seleccione una hora para irse a dormir que permita a su hijo despertarse fácilmente por la mañana.
  • Sea constante. Una vez que escoja una hora, no la cambie.
  • Establezca rituales relajantes apropiados según la edad para ayudar a su hijo a relajarse a medida que se acerca la hora de dormir.
  • Evite actividades estimulantes, como ver televisión o participar en vídeo juegos, cuando menos una hora y media antes de irse a dormir.
  • Incluya la lectura de un libro juntos como parte de la rutina para irse a dormir.

 





Add a comment


Please note that we are unable to respond to medical questions through the comments feature below. For information about health care, or if you need help in choosing a UCLA physician, please contact UCLA Physician Referral Service (PRS) at 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631) and ask to speak with a referral nurse. Thank you!


comments powered by Disqus