UCLA Campus    |   UCLA Health    |   School of Medicine Translate:
UCLA Health It Begins With U

Consejos de Salud para los Padres

Print
Email

Consejos de Salud para los Padres

 
Año 2012

¿Tiene mi hijo una infección bacteriana o viral?

05/01/2012

Descargar el artículo

Las infecciones bacterianas o virales pueden tener síntomas semejantes (goteo nasal, tos, fiebre, garganta irritada, dificultad para dormir), pero requieren tratamientos diferentes.

Las bacterias son microorganismos unicelulares que se desarrollan en muchos tipos de ambientes diferentes y existen en el interior y exterior de nuestros cuerpos. Los virus son aún más pequeños que las bacterias y crecen sólo dentro de células vivas en muchos animales, incluyendo los humanos.

"Es importante entender que los antibióticos (que pueden servir para tratar efectivamente infecciones bacterianas) no son útiles para las virales y en realidad pueden ser dañinos", declara James Cherry, M.D., uno de los especialistas en enfermedades infecciosas infantiles de UCLA.

Aunque existen algunos medicamentos antivirales específicos (como los que se usan para el tratamiento de la gripe A y B), no hay fármacos para tratar la mayoría del resto de las enfermedades virales respiratorias. Las infecciones virales comunes en los niños generalmente duran sólo un período breve y se tratan mejor asegurándose que se ingiere la cantidad adecuada de líquidos, se restringe hacer ejercicios extenuantes y se permite que la enfermedad siga su curso. No se deben administrar a los niños medicamentos antigripales sin receta.

En algunos casos las infecciones bacterianas pueden ser el resultado de una infección secundaria, lo cual significa que el virus comienza el proceso y se presenta una infección bacteriana debido a los efectos de la infección viral. La sinusitis, las infecciones del oído y algunos tipos de neumonía son ejemplos comunes de infecciones bacterianas secundarias.

La cuestión principal a la que se enfrentan los padres es cuándo llevar a su hijo al doctor. Los padres pueden atender las infecciones que sólo tienen goteo nasal y un mínimo o nada de fiebre, pero en el caso de las enfermedades con fiebre significativa o agotamiento general y de las que no mejoran después de cinco días más o menos, el doctor del niño debe verlo o consultarlo.

Es importante limitar el uso de antibióticos sólo a las infecciones bacterianas. El uso inapropiado o excesivo de antibióticos puede contribuir al desarrollo de bacterias que se tornan resistentes y no se pueden tratar fácilmente.

Infecciones comunes


Infecciones bacterianas

  • oídos
  • senos
  • algunos tipos de irritación de la garganta (infección estreptocócica de la garganta)
  • tos ferina (pertussis)
  • algunos tipos de neumonía (infección pulmonar)

Infecciones virales

  • todos los tipos de gripe
  • la mayoría de los casos de laringitis
  • la mayoría de los casos de bronquitis
  • la mayoría de los casos de garganta irritada
  • la mayoría de los casos de diarrea y vómito

 

Exponerse a las infecciones crea inmunidad


Un niño que está rodeado de otros pequeños inevitablemente estará expuesto a infecciones, lo que con el paso del tiempo ayudará a fortalecer su sistema inmunológico. El Dr. Cherry explica: "Los niños tendrán inmunidad a las infecciones a las que están expuestos; esto es algo que ayudará a reducir el desarrollo de bacterias que se tornan resistentes al tratamiento."





Add a comment


Please note that we are unable to respond to medical questions through the comments feature below. For information about health care, or if you need help in choosing a UCLA physician, please contact UCLA Physician Referral Service (PRS) at 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631) and ask to speak with a referral nurse. Thank you!


comments powered by Disqus