UCLA Campus    |   UCLA Health    |   School of Medicine Translate:
UCLA Health It Begins With U

Consejos de Salud para los Padres

Print
Email

Consejos de Salud para los Padres

 
Año 2007

¿Cómo puedo enseñar el espíritu deportivo a mi hijo?

Los deportes de equipo ofrecen a los niños la oportunidad de aprender nuevas habilidades, fomentar su autoestima y hacer amigos. La lección de vida más valiosa que quizás puedan aprender sea la de tener espíritu deportivo y de aceptar de buena gana tanto la derrota como la victoria, manteniendo siempre una actitud positiva. Los padres y los entrenadores son los que marcan el tono del espíritu deportivo. Según Fred Frankel, Ph.D., profesor de psicología médica del Hospital Neuropsiquiátrico Resnick, en UCLA, cuando los niños de corta edad juegan lo hacen solamente como diversión. Para cuando llegan al tercer grado, más o menos, empiezan a desarrollar un instinto competitivo. Los padres y los entrenadores deben estimular pronto el espíritu deportivo con el fin de establecer una base antes de que surjan problemas.

¿Qué es el espíritu deportivo?


El espíritu deportivo se manifiesta cuando los niños, padres y entrenadores colaboran con una sencilla meta en mente: asegurarse de que los niños se diviertan en el campo de juego, sigan las reglas y centren sus energías en mejorar sus habilidades. En esencia, el espíritu deportivo no es sino la regla de oro: tratar a los demás como deseamos que nos traten a nosotros. Los niños que tienen espíritu deportivo en el campo de juego es probable que respeten a sus semejantes en el resto de sus actividades: en casa, en clase y entre sus amigos.

Sin embargo, en la sociedad competitiva en la que vivimos la falta de espíritu deportivo hace acto de presencia prácticamente en todos los eventos deportivos entre niños de todas las edades. Los niños que no tienen espíritu deportivo juegan sin consideración por los demás. De acuerdo con el Dr. Frankel, esta conducta puede reflejar aquello que el entrenador o los padres les enseñan desde la línea de banda.

Los buenos entrenadores se concentran en la instrucción. “Muchos entrenadores se enorgullecen de jugar a ganar a toda costa”, observa el Dr. Frankel. Para los niños, este mensaje significa que está bien actuar con maldad o jugar con dureza para complacer al entrenador. Se debe prestar atención a los árbitros durante los partidos. Ellos deben obligar al cumplimiento de las reglas con imparcialidad y expulsar rápidamente a los padres que se excedan.

El Dr. Frankel sugiere que cuando los padres estén descontentos con el estilo de un entrenador en el terreno de juego deben pedir que lo retiren del equipo. Asimismo, los propios padres deben poner en conocimiento de las autoridades de la liga el comportamiento inaceptable de otros padres.

Los padres deben dar ejemplo


Los padres pueden ayudar recalcando a sus hijos la importancia del espíritu deportivo, con consejos como los siguientes:

Esfuérzate al máximo

Controla tu lenguaje y tus acciones si te enojas por algo

No te entusiasmes demasiado cuando ganes

Los padres deben adoptar entonces estas reglas y mantener una actitud positiva para dar ejemplo. “Con frecuencia, los padres ven las competencias deportivas como una actividad en la que sus hijos pueden superar a los otros niños”, indica el Dr. Frankel. “A veces, sin embargo, se convierte en una venganza personal para los padres, un lugar para compensar su propio rendimiento deportivo, en términos de derrota”. Cuando los padres presionan a sus hijos para sobresalir, el espíritu deportivo puede venirse abajo.

Si un niño está disgustado después de un partido, los padres deberían compartir su perspectiva con el niño en privado, no en el terreno de juego. El Dr. Frankel observa que los estudios siguen indicando que las normas éticas que adoptan a la larga los niños y los adolescentes son las que sus padres explicaron y demostraron de un modo constante.

Cuando los padres resaltan el espíritu deportivo y ayudan a sus hijos a enorgullecerse de sus habilidades y actitud, todos salen ganando. entrenadores son los que marcan el tono del espíritu deportivo.

Esta información se proporciona por cortesía de los pediatras del Mattel Children’s Hospital en UCLA. Los pediatras de UCLA Healthcare están convenientemente ubicados en su comunidad. Además de nuestra instalación Children’s Health Center en Westwood, tenemos consultorios en Brentwood, Culver City, Manhattan Beach, Santa Monica y West Los Angeles. Si desea información adicional visite el sitio Web de UCLA Healthcare en www.healthcare.ucla.edu o llame al 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631).





Add a comment


Please note that we are unable to respond to medical questions through the comments feature below. For information about health care, or if you need help in choosing a UCLA physician, please contact UCLA Physician Referral Service (PRS) at 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631) and ask to speak with a referral nurse. Thank you!


comments powered by Disqus