UCLA Campus    |   UCLA Health    |   School of Medicine Translate:
UCLA Health It Begins With U

Consejos de Salud para los Padres

Print
Email

Consejos de Salud para los Padres

 
Año 2007

¿Qué debo saber sobre la obesidad infantil?

 La obesidad infantil ha sido llamada el trastorno nutricional más grave y prevalente en los Estados Unidos. Según Mark Grossman, MD, pediatra de la UCLA, los niños con sobrepeso y obesidad tienen más probabilidades de llegar a ser adultos con sobrepeso y obesidad, aumentándose así la incidencia de enfermedades graves. Los padres pueden tomar medidas para ayudar a sus hijos a llevar una vida más sana.

Niños con sobrepeso y obesidad

Ahora que las escuelas están reduciendo sus programas de educación física y que muchos niños pasan su tiempo libre delante de la pantalla de una computadora o un televisor, los niños de hoy hacen menos ejercicio que los de generaciones anteriores. Esto, junto con la tendencia en Estados Unidos de comer refrigerios (snacks) y comida rápida en porciones “extra grandes” y de muchas calorías ha creado una epidemia nacional de obesidad infantil.

 Se considera que un niño tiene sobrepeso si su índice de masa corporal (IMC), un cálculo basado en la estatura y el peso, se encuentra en el percentil 85 o por encima de él en comparación con las estadísticas nacionales para niños de su edad. Un niño con un IMC en el percentil 95 o por encima de él se considera obeso. Un pediatra puede medir fácilmente el IMC de un niño durante una consulta de rutina. Además, los mismos padres pueden realizar los cálculos. Sitios Web tales como el de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) ofrecen calculadoras del IMC diseñadas para niños.

Consecuencias para la salud

Los niños con sobrepeso y obesidad a menudo sufren graves consecuencias emocionales y físicas, entre ellas la baja autoestima y la depresión debidas a las burlas y la discriminación social.

La consecuencia más alarmante del exceso de peso en años recientes ha sido un repentino aumento en la incidencia de la diabetes tipo 2 en los niños. Esta enfermedad crónica afecta a la manera en que el organismo emplea la glucosa, el principal tipo de azúcar en la sangre. Los niños diabéticos tienen un nivel elevado de azúcar en sangre que limita considerablemente la capacidad del organismo de suministrar energía a las células. Sin tratamiento, la diabetes puede crear un riesgo de por vida de enfermedad cardiovascular, ataque cerebral, neuropatía, amputaciones, enfermedad renal y ceguera.

Los padres pueden ayudar

Ofrezcan alimentos sanos

Según el doctor Grossman, los padres pueden tener un impacto significativo en la salud de sus hijos. “Después de todo, son los que hacen las compras, así que es esencial que elijan la nutrición adecuada para sus hijos”, comenta. Eso significa una dieta con una alta proporción de granos integrales, frutas y verduras, en conformidad con la nueva Pirámide Alimenticia del gobierno federal. Para satisfacer las considerables necesidades nutricionales de los niños, toda dieta para adelgazar debe ser baja en calorías pero no en nutrientes esenciales. Además, es recomendable que los padres incluyan a los hijos en las decisiones relativas a la compra y preparación de alimentos, lo cual contribuirá a educarlos sobre las decisiones alimenticias sanas.

Estimulen la actividad física

El doctor Grossman insta a los padres a apagar el televisor y motivar a los niños a jugar al aire libre y ser más activos. Las estadísticas demuestran que alrededor de la mitad de los niños de entre 8 y 16 años de edad pasan de tres a cinco horas por día viendo televisión. El Surgeon General (director de Servicios de Salud Pública) de los Estados Unidos recomienda que los niños hagan por lo menos 60 minutos de actividad física moderada casi todos los días.

Prediquen con el ejemplo

Los padres deben recordar que son el primer y mejor ejemplo de sus hijos. Cuando los padres hacen un esfuerzo por permanecer activos y comer comida sana, los niños captan el mensaje. Los padres que estén preocupados por el peso de su hijo deben hacer una cita con el médico del niño, quien les preguntará sobre sus hábitos alimenticios y físicos y les dará sugerencias para un estilo de vida más sano. Éste podría realizar algunas pruebas para detectar enfermedades relacionadas con la obesidad.

 Esta información se proporciona por cortesía de los pediatras del Mattel Children’s Hospital en UCLA. Los pediatras de UCLA Healthcare están convenientemente ubicados en su comunidad. Además de nuestra instalación Children’s Health Center en Westwood, tenemos consultorios en Brentwood, Culver City, Manhattan Beach, Santa Monica y West Los Angeles. Si desea información adicional visite el sitio Web de UCLA Healthcare en www.healthcare.ucla.edu o llame al 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631).

Esta información se proporciona por cortesía de los pediatras del Mattel Children’s Hospital en UCLA. Los pediatras de UCLA Healthcare están convenientemente ubicados en su comunidad. Además de nuestra instalación Children’s Health Center en Westwood, tenemos consultorios en Brentwood, Culver City, Manhattan Beach, Santa Monica y West Los Angeles. Si desea información adicional visite el sitio Web de UCLA Healthcare en www.healthcare.ucla.edu o llame al 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631).





Add a comment


Please note that we are unable to respond to medical questions through the comments feature below. For information about health care, or if you need help in choosing a UCLA physician, please contact UCLA Physician Referral Service (PRS) at 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631) and ask to speak with a referral nurse. Thank you!


comments powered by Disqus