UCLA Campus    |   UCLA Health    |   School of Medicine Translate:
UCLA Health It Begins With U

Consejos de Salud para los Padres

Print
Email

Consejos de Salud para los Padres

 
Año 2006

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo con la transición del verano al curso escolar?

Los cambios y las transiciones, en especial durante el período de regreso a clases, pueden ser motivo de estrés para los niños. Por lo general, las muestras de estrés en los niños dependen de su edad y nivel de madurez:

      Los niños en los primeros años de la escuela primaria se preocupan a menudo por tener que separarse de sus padres y puede que se sientan más apegados a éstos.

Los niños en los años intermedios de la escuela primaria pueden empezar a preocuparse por encajar bien entre sus compañeros o por competir con éstos en cuanto a rendimiento académico, deportes y posición social. También es común que sientan temor por los desastres naturales, su propia salud y seguridad, o la seguridad de los demás.

A los preadolescentes y adolescentes les obsesiona encajar bien y a menudo se estresan por el rendimiento académico o por la evaluación y aceptación social. A veces también pueden preocuparse por decisiones que han tomado en el pasado y los conflictos que perciben en el futuro.

Los padres de niños de corta edad pueden ayudar preguntándoles qué es lo que más les preocupa y tratando de restar importancia a la causa de sus inquietudes. Por ejemplo, si su hijo se muestra inquieto por el regreso a la escuela, llévelo usted mismo a clase, reúnase de antemano con el maestro u organice encuentros con sus compañeros para jugar. Si los niños son algo mayores, los padres pueden ayudarlos a sentirse más seguros de sí mismos alentándolos areconocer los logros alcanzados los años anteriores.

La ansiedad, motivo de preocupación

 Según el Dr. John Piacentini, Ph.D., psicólogo infantil clínico y director del Programa de Trastornos Infantiles Obsesivo-Compulsivos, de Ansiedad y Tics Nerviosos de UCLA, se calcula que entre un 10 y un 15% de los niños y adolescentes sufre un trastorno de ansiedad formal. Los padres que sospechen que su hijo tiene un síndrome de ansiedad grave deberán tratar de observar pequeños cambios en la conducta del niño y prestar mucha atención si notan que esta conducta dura más de unos cuantos días.

De acuerdo con el Dr. Piacentini, cuando los niños empiezan a evitar ciertas situaciones, esto es una señal de advertencia. “Los niños que padecen trastornos de ansiedad tratan por todos los medios de evitar situaciones que les causan estrés”, explica. Entre las señales típicas que pueden indicar una ansiedad subyacente cabe citar las siguientes:

• Evitar amigos

• Hacer berrinches o adoptar una conducta agresiva

• Negarse a ir a fiestas de cumpleaños u otros actos sociales• Tratar de conseguir la aprobación de los padres más de lo normal • Negarse a ir a la escuela

• No querer participar en actividades de grupo, como equipos de deportes

• Quejarse frecuentemente de síntomas físicos, como dolores de cabeza y estómago

• Iniciar conflictos en casa

Los padres pueden ayudar

“Los padres pueden comenzar por hablar con el niño con naturalidad, sin juzgar, para tratar de averiguar qué es lo que realmente le inquieta”, explica el Dr. Piacentini. Por ejemplo, el niño podría negarse a separarse de su padre/madre tras enterarse de la muerte del familiar de un amiguito o después de ver una noticia trágica en la televisión. “Es muy común que factores externos tales como una enfermedad o lesión médica, o un divorcio, se manifiesten como ansiedad en los niños”, indica.

Los padres pueden ayudar tranquilizando al niño y tratando de que éste tenga pensamientos positivos acerca de la escuela o de una actividad venidera. “Ayuden al niño a adquirir control hablando de antemano con él acerca de la situación que le inquieta y creando un ‘plan de ataque’”, sugiere el doctor.

Si los refuerzos positivos y los mecanismos para hacer frente a la situación fallan, podría ser necesaria una evaluación más formal del trastorno de ansiedad. Existen tratamientos eficaces, tales como la terapia de la conducta y la medicación, que pueden ayudar a los niños a retomar el control de sus vidas.

Esta información se proporciona por cortesía de los pediatras del Mattel Children’s Hospital en UCLA. Los pediatras de UCLA Healthcare están convenientemente ubicados en su comunidad. Además de nuestra instalación Children’s Health Center en Westwood, tenemos consultorios en Brentwood, Culver City, Manhattan Beach, Santa Monica y West Los Angeles. Si desea información adicional visite el sitio Web de UCLA Healthcare en www.healthcare.ucla.edu o llame al 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631).





Add a comment


Please note that we are unable to respond to medical questions through the comments feature below. For information about health care, or if you need help in choosing a UCLA physician, please contact UCLA Physician Referral Service (PRS) at 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631) and ask to speak with a referral nurse. Thank you!


comments powered by Disqus