UCLA Campus    |   UCLA Health    |   School of Medicine Translate:
UCLA Health It Begins With U

Consejos de Salud para los Padres

Print
Email

Consejos de Salud para los Padres

 
Año 2006

¿Cómo le hablo a mi hijo sobre sexo?

Los padres de niños en edad escolar generalmente temen escuchar las primeras preguntas de los niños sobre sexo por no saber bien cómo responderles. Sin embargo, el tema del sexo es demasiado importante para ser una conversación que se tiene una sola vez, y brinda a los padres una oportunidad continua de ayudar a los hijos a tomar decisiones informadas y seguras al ir madurando.

Según Martin Anderson, MD, especialista en adolescencia del Mattel Children’s Hospital de la UCLA, el 30 por ciento de las mujeres y el 40 por ciento de los varones que cursan el noveno grado son sexualmente activos. “Si los padres esperan a que sus hijos sean adolescentes, es muy probable que ya sea tarde”, dice el doctor Anderson. “Los padres deben entender que los niños obtienen información de diferentes fuentes, entre ellas la televisión, la Internet y sus amigos, por eso deben tomar temprano la iniciativa en lo que respecta a la educación sexual de sus hijos”. La sexualidad humana es una parte normal de la vida de las personas, incluso de los niños pequeños. A temprana edad, los niños son conscientes de las diferencias entre los varones y las mujeres y se dan cuenta de que las partes privadas del cuerpo no deben mostrarse en público. Al acercarse a la edad escolar, la curiosidad natural de los niños puede ser origen de preguntas sobre lo que ven y oyen de sus amigos y de otras fuentes.

Preguntas y respuestas

Según el doctor Anderson, los niños en edad escolar a menudo tienen curiosidad sobre su cuerpo y los conceptos relacionados con la sexualidad. Cuando los niños les hacen a los padres preguntas sobre sexo, están abiertos y receptivos aaprender la respuesta. Los padres deben aprovechar estos momentos e iniciar una charla. El doctor Anderson sugiere que los padres aclaren primero qué pregunta exactamente el niño y cuánto ya sabe. Una vez que tienen esta información, los padres deben dar respuestas directas que el niño pueda entender.

No es necesario dar respuestas complicadas a niños en edad escolar primaria. “Los padres no deben usar una pregunta simple del niño como punto de partida para una gran charla sobre muchos temas relacionados con el cuerpo y la sexualidad”, señala el doctor Anderson. “Por ejemplo, si un niño pregunta de dónde vienen los bebés, una explicación detallada sobre la fecundación podría confundirlo”. El doctor Anderson sugiere además que los padres utilicen los términos anatómicos correctos al describir las partes del cuerpo y explicar conceptos.

Hay que aprovechar las oportunidades

En un día típico, surgen muchas oportunidades para que los padres traten el tema de la sexualidad ya sea en forma directa o indirecta. La hora del baño o cualquier momento en que un niño esté particularmente activo podría brindar una oportunidad para hablar de algún tema. La televisión durante las horas de mayor audiencia, que emite miles de escenas por año de carácter sexual, presenta otro buen punto de partida para una conversación.

Al inicio de la pubertad, los niños en edad escolar podrían adquirir mayor conciencia de su propia sexualidad. Los padres deben hablar francamente sobre los cambios que observarán en su cuerpo y los conceptos básicos de sexualidad. Los niños —que ya en la primaria entienden de higiene personal— deben entender también qué son las enfermedades de transmisión sexual y cómo se propagan. Presentando sus propios valores familiares como punto de partida, los padres deben hablar francamente sobre el coito (relaciones sexuales), los métodos anticonceptivos y cómo evitar los embarazos. Los niños deben entender además la diferencia entre las caricias “buenas” y las caricias “malas” (o indebidas).

Hay que establecer una buena relación

Según el doctor Anderson, cuando un padre puede hablarle francamente a un hijo sobre sexo, sin sentir vergüenza, ese niño estará mejor preparado para establecer un sano sentido de identidad personal y sexual. Según el doctor Anderson, no hay constancia de que hablar sobre sexo aumente las probabilidades de que un niño participe en actividades sexuales.

Por contraste, si el tema avergüenza a un padre o éste suele hacer caso omiso de las preguntas, el niño podría comenzar a pensar que la sexualidad es un tema tabú. Cuando se establece una relación cómoda, los niños que hoy asisten a la escuela primaria podrían, al llegar a la adolescencia, ser más receptivos a las importantes advertencias sobre los embarazos en la adolescencia, las enfermedades de transmisión sexual y otros temas.

Esta información se proporciona por cortesía de los pediatras del Mattel Children’s Hospital en UCLA. Los pediatras de UCLA Healthcare están convenientemente ubicados en su comunidad. Además de nuestra instalación Children’s Health Center en Westwood, tenemos consultorios en Brentwood, Culver City, Manhattan Beach, Santa Monica y West Los Angeles. Si desea información adicional visite el sitio Web de UCLA Healthcare en www.healthcare.ucla.edu o llame al 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631).





Add a comment


Please note that we are unable to respond to medical questions through the comments feature below. For information about health care, or if you need help in choosing a UCLA physician, please contact UCLA Physician Referral Service (PRS) at 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631) and ask to speak with a referral nurse. Thank you!


comments powered by Disqus