UCLA Campus    |   UCLA Health    |   School of Medicine Translate:
UCLA Health It Begins With U

Consejos de Salud para los Padres

Print
Email

Consejos de Salud para los Padres

 
Año 2007

¿Cómo pueden controlar los niños el acné?

El acné es un problema dérmico común que se manifiesta durante la preadolescencia y la adolescencia. Los padres pueden ayudar a sus hijos a controlar el acné entendiendo sus causas y tratamientos.

¿Qué es el acné?
El acné se produce cuando los poros de la piel se obstruyen a consecuencia de células dérmicas muertas, bacterias y secreciones sebáceas (el aceite que sirve para humedecer el cabello y la piel). Los poros obstruidos ocasionan varios tipos de erupciones:

Acné miliar (puntos blancos):
el poro se obstruye, se cierra y hace que la piel se abulte

Espinillas: el poro se obstruye, permanece abierto y la superficie se decolora

Barros (granos): las paredes del poro se abren y se introducen por debajo de la piel secreciones sebáceas, bacterias y células dérmicas Quistes: los poros obstruidos se abren en las capas profundas de la piel y provocan infecciones

¿Cuál es la causa del acné?
El acné aparece con frecuencia al inicio de la pubertad, cuando los cambios hormonales estimulan las glándulas sebáceas de la piel y producen secreciones excesivas. Los niños cuyos padres tuvieron acné de adolescentes es probable que también padezcan de acné. Son muchos los conceptos erróneos que persisten acerca de la causa del acné Entre dichos conceptos cabe citar los siguientes:

“El acné lo causa una higiene deficiente”. La suciedad o los aceites que se forman en la superficie de la piel no causan acné. “El acné lo causa la dieta”. Muchos padres han advertido a sus hijos que eviten las comidas grasosas, tales como papas fritas y pizza, así como alimentos con un alto contenido de azúcar, incluido el chocolate. Sin embargo, no se ha demostrado científicamente que exista una correlación entre el acné y la dieta.

“El acné lo causa el estrés”. El estrés ordinario de la vida diaria no es un factor importante en la formación del acné.

El tratamiento del acné
Mantener la piel limpia puede ayudar a prevenir erupciones cutáneas innecesarias. Los niños deben lavarse la cara suavemente una o dos veces al día con jabón suave para eliminar la suciedad y el aceite. Lavarse la cara con fuerza o restregarla puede irritar la piel y agravar el acné. Los niños que tienen pelo largo que les cae sobre la cara deben mantener el pelo limpio y, si el acné persiste, deben mantener el pelo alejado de la cara. Las etiquetas de los cosméticos —incluidas las de maquillaje, cremas hidratantes o protectores solares— deben indicar si el producto carece de aceite, si es no comedogénico o si es no acnegénico.

Los productos que se venden sin receta médica pueden ayudar a controlar las erupciones dérmicas ocasionales. Según el doctor Miguel Gutierrez, dermatólogo de UCLA, estos productos podrían ser suficientes para niños con casos leves de acné. Los productos cuyo ingrediente activo es el peróxido de benzoilo ayudan a matar las bacterias que producen acné. Otros productos elaborados con ácido salicílico secan la piel para ayudar a eliminar los barros. Aunque a menudo resultan efectivos, podrían transcurrir semanas o meses antes de que estas lociones produzcan resultados.

El Dr. Gutierrez advierte que los barros no se deben reventar, ya que esto puede agravar el acné. Al apretar el barro, las bacterias entran aún más en la piel, enrojeciendo e inflamando más el área alrededor del barro. A veces, reventarse un barro puede provocar una cicatriz roja o color café que podría hacerse permanente.

Cuándo se debe consultar a un dermatólogo
Los niños cuyo acné es grave y no responde a la acción de las lociones que se venden sin receta médica pueden obtener la ayuda de un dermatólogo, quien podrá recetar medicamentos más fuertes, incluidas cremas que impiden la formación de barros o antibióticos que reducen la inflamación y matan las bacterias que producen barros.

Esta información se proporciona por cortesía de los pediatras del Mattel Children’s Hospital en UCLA. Los pediatras de UCLA Healthcare están convenientemente ubicados en su comunidad. Además de nuestra instalación Children’s Health Center en Westwood, tenemos consultorios en Brentwood, Culver City, Manhattan Beach, Santa Monica y West Los Angeles. Si desea información adicional visite el sitio Web de UCLA Healthcare en www.healthcare.ucla.edu o llame al 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631).





Add a comment


Please note that we are unable to respond to medical questions through the comments feature below. For information about health care, or if you need help in choosing a UCLA physician, please contact UCLA Physician Referral Service (PRS) at 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631) and ask to speak with a referral nurse. Thank you!


comments powered by Disqus