UCLA Campus    |   UCLA Health    |   School of Medicine Translate:
UCLA Health It Begins With U

Consejos de Salud para los Padres

Print
Email

Consejos de Salud para los Padres

 
Año 2010

¿Tiene mi hijo pie de atleta?

07/01/2010

Los atletas no son los únicos a los que les sale ese sarpullido que produce picazón y que se conoce como “pie de atleta” (también llamado hongos). Cualquier persona puede contraer pie de atleta si expone los pies descalzos a un hongo en el entorno apropiado, tal como un gimnasio escolar/público con superficies húmedas y pisos de las duchas. El pie de atleta raramente afecta a niños preadolescentes.

HT-July 2010-Pie de atletaEl pie de atleta es un sarpullido muy común en la piel del pie. El hongo que causa el pie de atleta crece en superficies húmedas y cálidas, tal como alrededor de las albercas, duchas públicas y vestidores de gimnasios. El hongo puede causar una infección al entrar en contacto con condiciones que permiten su desarrollo; por ejemplo, pies descalzos húmedos. “La mayoría de las personas, sobre todo los muchachos adolescentes, es probable que contraigan pie de atleta en algún momento de su vida”, observa el Dr. Robert Morris, pediatra de Mattel Children’s Hospital UCLA.

Los síntomas incluyen, picazón; ardor; áreas agrietadas, peladas o con ampollas entre los dedos de los pies; plantas de los pies rojas o escamosas; sarpullido que se extiende al empeine; y zonas en carne viva. En ciertas ocasiones, la piel abierta puede infectarse debido a las bacterias, lo cual causará dolor y hará que se extiendan las zonas rojas. El hongo que causa el pie de atleta se puede propagar a otras partes del pie, incluidas las uñas de los dedos. También puede infectar otras partes del cuerpo, tales como la ingle, la parte interna de los muslos y las axilas.

Diagnóstico y tratamiento. Por regla general, los médicos pueden diagnosticar el pie de atleta con sólo mirar los pies infectados. El hongo puede eliminarse con una crema fungicida tópica que se dispensa sin receta. El pie de atleta también se puede diagnosticar rascando la piel afectada y examinándola bajo el microscopio para confirmar la presencia del hongo. Si la infección está situada en la planta del pie, se puede recetar un medicamento administrado por vía oral, apunta el Dr. Morris.

También resulta útil lavarse los pies y mantenerlos secos y al aire para dificultar el crecimiento del hongo. Mantener un entorno desinfectado para desalentar la infección micótica es ideal, aunque no siempre viable.

HT-July 2010-Jugando basketballNo todos los problemas de la piel de los pies se deben al pie de atleta. Si sospecha que su hijo (sobre todo si es preadolescente) tiene pie de atleta, es conveniente que lo examine un médico para hacer un diagnóstico correcto.

Hable con su hijo acerca de lo fácil que resulta contraer pie de atleta.

“Los padres deberían hablar con sus hijos acerca de lo fácil que resulta contraer estas infecciones con el fin de reconocer los síntomas y obtener tratamiento antes de que el sarpullido cause incomodidad y molestias”, aconseja el Dr. Morris.

Formas de evitar el pie de atleta:

  • Lavarse los pies todos los días y secárselos muy bien, especialmente entre los dedos
  • Llevar calzado que permita que los pies “respiren”
  • Llevar chancletas o zapatos en áreas con albercas, en las duchas públicas y en los gimnasios
  • Usar polvos fungicidas en los zapatos tenis y en el calzado de vestir
  • Mantener limpias las superficies del baño de la casa, especialmente las duchas y las tinas

 

Esta información se proporciona por cortesía de los pediatras del Mattel Children’s Hospital en UCLA. Los pediatras de UCLA Healths están convenientemente ubicados en su comunidad. Además de nuestra instalación Children’s Health Center en Westwood, tenemos consultorios en Brentwood, Manhattan Beach, Santa Monica y West Los Angeles. Toda la información de salud y relacionada con la salud incluida en esta publicación es de carácter general y no deberá utilizarse como sustituto para una visita a un profesional del cuidado de la salud.





Add a comment


Please note that we are unable to respond to medical questions through the comments feature below. For information about health care, or if you need help in choosing a UCLA physician, please contact UCLA Physician Referral Service (PRS) at 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631) and ask to speak with a referral nurse. Thank you!


comments powered by Disqus