UCLA Campus    |   UCLA Health    |   School of Medicine Translate:
UCLA Health It Begins With U

Consejos de Salud para los Padres

Print
Email

Consejos de Salud para los Padres

 
Año 2011

¿Son todos los ataques convulsivos peligrosos para los niños?

04/01/2011

HT-April2011-Ataques ConvulsivosVer a un niño ser víctima de un ataque convulsivo descontrolado es, lógicamente, atemorizante para los padres, los cuales podrían suponer que su hijo tiene epilepsia. Sin embargo, son muchas las razones por las que un bebé o un niño puede sufrir un ataque convulsivo y, con el tratamiento adecuado, muchos ataques no se vuelven a producir.

Estos ataques se deben a un aumento súbito de la actividad eléctrica en el cerebro y pueden causar convulsiones, es decir, movimientos espasmódicos rápidos de las extremidades, o períodos breves en los que la persona parece estar desorientada o con la mirada en blanco. Aunque algunos de estos ataques afectan a todo el cuerpo, los ataques parciales pueden afectar a una sola extremidad o una sección del cuerpo.

“Los padres deben saber que existen diversos trastornos convulsivos en la primera fase de la infancia que pueden ser benignos”, manifiesta el Dr. Raman Sankar, Ph.D., jefe de la División de Neurología Pediátrica y catedrático distinguido de Rubin Brown. “Cuando se producen ataques convulsivos, del tipo que sean, es muy importante obtener un diagnóstico preciso”.

Los ataques convulsivos en los niños pueden deberse a desequilibrios metabólicos, trastornos genéticos, malformaciones cerebrales, trauma e infecciones. No obstante, una fiebre alta, especialmente cuando va acompañada de una enfermedad como la varicela, la gripe o una infección de oído, es la causa más común de los ataques convulsivos en niños de 1 y 2 años de edad.

“La gastroenteritis severa (infección intestinal), por ejemplo, puede provocar en algunos niños un ataque convulsivo, sobre todo si se han deshidratado debido a los vómitos o la diarrea”, indica el Dr. Sankar. “Varios trastornos metabólicos hereditarios pueden producir ataques convulsivos, los cuales pueden controlarse a menudo con dietas especiales y/o suplementos vitamínicos”.

Los ataques convulsivos provocados por la fiebre son normalmente inocuos y afectan a entre un 3 y un 5 por ciento de los bebés de los Estados Unidos. La mayoría de los bebés que sufren ataques febriles dejan de padecerlos antes de cumplir los cinco años de edad.

Alrededor del 25 por ciento de los niños que son evaluados por tener ataques convulsivos resulta que sufren de algún otro trastorno, tal como migrañas, desvanecimientos, pavor nocturno o trastornos psiquiátricos.

La epilepsia es un término global que describe ataques convulsivos recurrentes que no son provocados, tales como la hipoglucemia, desequilibrios electrolíticos, etcétera. En los Estados Unidos, alrededor del 1 por ciento de los niños tiene ataques convulsivos recurrentes. Aunque algunas formas de epilepsia persisten en la edad adulta, otros tipos desaparecen en la adolescencia.

¿Qué opciones de tratamiento existen?

UCLA tiene un programa integral de epilepsia pediátrica que evalúa y trata a los niños que padecen todo tipo de ataques convulsivos. Los tratamientos ofrecidos incluyen terapias a base de medicamentos y dieta, así como estimulación eléctrica y varias opciones quirúrgicas para niños cuyos ataques convulsivos no se pueden controlar de ninguna otra manera.

¿Qué debo hacer si mi hijo tiene un ataque convulsivo?

  • No trate de constreñir físicamente a su hijo durante un ataque convulsivo. Si su bebé está envuelto en ropa, retire las cobijas o ropa apretada.
  • Asegúrese de eliminar todo aquello cercano al niño que le podría causar daños.
  • A los bebés se les debe colocar delicadamente de costado, preferiblemente en una cama, para evitar que se ahoguen con su propia saliva. ¦ No ponga nada en la boca del niño.
  • Permita que el ataque finalice de un modo natural. La mayoría dura menos de un minuto.
  • Llame a su pediatra o al 911.


Esta información se proporciona por cortesía de los pediatras del Mattel Children’s Hospital en UCLA. Los pediatras de UCLA Healths están convenientemente ubicados en su comunidad. Además de nuestra instalación Children’s Health Center en Westwood, tenemos consultorios en Brentwood, Manhattan Beach, Santa Monica y West Los Angeles. Toda la información de salud y relacionada con la salud incluida en esta publicación es de carácter general y no deberá utilizarse como sustituto para una visita a un profesional del cuidado de la salud.





Add a comment


Please note that we are unable to respond to medical questions through the comments feature below. For information about health care, or if you need help in choosing a UCLA physician, please contact UCLA Physician Referral Service (PRS) at 1-800-UCLA-MD1 (1-800-825-2631) and ask to speak with a referral nurse. Thank you!


comments powered by Disqus