La enfermedad de Chagas puede ser mortal, pero la mayoría de las personas infectadas no saben que la tienen

La enfermedad de Chagas, transmitida por el insecto vinchuca, puede causar insuficiencia cardíaca y paro cardíaco.
La enfermedad de Chagas puede ser mortal, pero la mayoría de las personas infectadas no saben que la tienen
La enfermedad de Chagas puede ser mortal, pero la mayoría de las personas infectadas no saben que la tienen.
By
5 min read

Personas que crecieron en Mexico, Centroamerica o Sudamerica puede conocer el insecto vinchuca — también conocido como barbieros, chipos y chinches. Son feos, ellos muerden y transmiten un parásito que puede causar enfermedades mortales. 

Estos insectos pueden ser un vector de la enfermedad de Chagas, que generalmente pasa desapercibida para los infectados hasta que surgen complicaciones.

“La mayoría de las personas que viven con la enfermedad de Chagas desconocen su diagnóstico, a menudo hasta que es demasiado tarde para recibir un tratamiento eficaz,” dijo Judith Currier, MD, jefa de enfermedades infecciosas de UCLA Health, en una presentación en Abril antes del a Mundial de la Enfermedad de Chagas.

Los expertos estiman que alrededor de 45,000 personas en el condado de Los Ángeles están infectadas, entre más de 300,000 en los Estados Unidos, y menos del 2% de ellas saben que portan el parásito. La enfermedad de Chagas es endémica en América Latina, donde se estima que 8 millones de personas están infectadas pero la mayoría no lo sabe, de acuerdo por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Este Insecto de los besos es aproximadamente del tamaño de un centavo, conocido como “kissing bugs” en inglés -llamados así porque muerden a las personas en la cara — se dan comen sangre humana. Después de morder, defecan, el cual deposita el parásito que portan, conocido como Trypanosoma cruzi o T. cruzi, en la piel.

Cuando la persona que ha sido mordida se rasca la picadura el cual pica, inadvertidamente frotan el parásito en la herida, que es la forma en que ingresa al torrente sanguíneo, explica Shaun Yang, PhD, profesor de microbiología en la clínica de la Escuela de Medicina David Geffen de UCLA.

Una enfermedad silenciosa con consecuencias gravedad

Muchas personas con la enfermedad de Chagas son asintomáticas a lo largo de sus fases aguda y crónica.

Durante la fase aguda, que dura alrededor de dos meses, algunas personas experimentan una inflamación severa del párpado, que es casi un sello distintivo de la infección aguda de Chagas,” dice el Dr. Yang. 

Otros síntomas agudos pueden incluir fiebre, fatiga, dolores corporales, dolor de cabeza, pérdida de apetito, diarrea y vómitos. Pero debido a que estos síntomas son similares a los de otras enfermedades, la mayoría de las personas no consideran de inmediato que el origen sea la infección por el parásito conocido T. cruzi.

Durante la fase crónica de la enfermedad, que puede durar toda la vida, alrededor del 20% de los infectados desarrollarán problemas cardíacos o digestivos graves. La enfermedad de Chagas puede causar agrandamiento del corazón, insuficiencia o paro cardíacos; un colon agrandado; o un esófago agrandado.

Si no se trata, la enfermedad de Chagas mata el corazón muy lentamente,” dice el Dr. Yang.

Los pacientes de UCLA Health con síntomas de problemas cardíacos, como hinchazón de las piernas, dificultad para respirar o dolor en el pecho, a quienes se les diagnostica una enfermedad cardíaca, se someten a un análisis de sangre para detectar la enfermedad de Chagas, dice Joanna Schaenman, MD, PhD, doctora de enfermedades infecciosas e investigadora de pacientes con trasplante de corazón.

Algunos pacientes pueden controlar su infección con medicamentos cardíacos para tratar la insuficiencia cardíaca, mientras que otros pueden necesitar un trasplante de corazón.

Los pacientes con enfermedad de Chagas como causa de insuficiencia cardíaca en etapa terminal generalmente evolucionan muy bien después del trasplante de corazón,” dice el Dr. Schaenman. “Y pueden vivir una vida plena y de alto funcionamiento después del trasplante.”

El trasplante, sin embargo, puede "reactivar" la enfermedad de Chagas en las personas infectadas, por lo que los pacientes son monitoreados regularmente para verificar la recurrencia de la enfermedad. Si Chagas regresa, estos pacientes pueden ser tratados con medicamentos antiparasitarios, dice el Dr. Schaenman.

Sin embargo, los medicamentos antiparasitarios solo son efectivos contra Chagas durante la fase aguda o la recurrencia después de un trasplante.

Desafortunadamente, si tiene anticuerpos positivos, lo que indica una exposición anterior a la enfermedad de Chagas, no existe un medicamento que sea efectivo para tratarla en ese momento,” dice el Dr. Schaenman. “Pero creo que sería útil que esa persona esté consciente para que pueda controlar el desarrollo de cualquiera de los síntomas y simplemente darse cuenta de que tiene un mayor riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca debido a la exposición al parásito”.

¿Quién debe hacerse la prueba de la enfermedad de Chagas?

Personas que crecieron en México, Centroamérica o Sudamérica, o que tengan un historial de viajes a esas áreas, quienes empiezan a tener problemas del corazón deben de ser revisados por la enfermedad de Chagas, dice el Dr. Yang. El aconseja que personas que visiten áreas rurales en Latino América dormir bajo una red para protegerse contra las picaduras de insectos.   

Insecto de los besos también se pueden encontrar en los Estados Unidos. Las pruebas indican que es poco probable que los insectos encontrados en Los Angeles porten el parásito que causa la enfermedad de Chagas. Sin embargo, se ha descubierto que las chinches en Texas portan el parásito T. cruzi.

Insecto de los besos en el área endémica, América Latina, casi todas son portadoras del parásito,” dice el Dr. Yang.

Con el calentamiento global, existe la preocupación entre los científicos de que las fronteras donde ocurren las infecciones endémicas se están desplazando hacia el norte,” agrega el Dr. Schaenman.

Los Insecto de los besos se encuentran con mayor frecuencia en casas hechas de barro o adobe. Les gusta vivir en las grietas de las paredes, dice el Dr. Yang, o en áreas donde hay mascotas o roedores. Los insectos también pican a roedores, perros y gatos, el Dr. dice, pero si tienen otra opción, les gusta picar mejor a los humanos.

La enfermedad de Chagas también puede transmitirse de una mujer embarazada a su feto, a través de trasplantes de órganos y transfusiones de sangre, y por el consumo de alimentos crudos contaminados con T. cruzi.

El suministro de sangre en los Estados Unidos ha sido probado para la enfermedad de Chagas desde 2007, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).  Aproximadamente uno de cada 27,500 donantes resulta positivo para la enfermedad de Chagas.

 

Da el siguiente paso

Obtenga más información sobre los servicios de enfermedades infecciosas en UCLA Health.